Entre los vivos y los muertos

entrevivosmuertos1

Por: Luis Fernando Brehm.

 

Papel picado, colores al viento en la fiesta del Día de muertos.

Calle, iglesia, cementerio, casa, jardín, todo en conjunción como la de los vivos con los muertos.

Flores de cempazuchitl, aliento de niño dorado, cresta de gallo morada, ofrendas para los altares familiares y los sepulcros que se traen desde mercados populares.

Papel de fiesta y comida y flores. Luces para el camino por el que vienen los muertos en presencia casi real, no metafórica, a reunirse con los vivos.

vivosmuertos1

Los espíritus vendrán de noche y generarán el gozo entre los familiares vivos que los aguardan.Misterio y deseo, costumbre y sentido de la vida en la misma muerte.

El otoño deja escuchar metafóricas pisadas de los muertos invitados a compartir con los vivos sus gustos, el alimento, las canciones, los buenos ratos al calor del hogar, sea de fuego y junto al sepulcro, sea en la casa y junto a la lámpara de la mesa.

El ruido cede al silencio y el brillo de las candelas calienta la obscuridad y el frío.
Llanto y alegría viven juntos. Un altar en la casa para conmemorar al difunto con fotografía y adornos.

vivismuertos2

Pueblos indígenas, precolombinos, como los aztecas no le temían a la muerte, sino a la incertidumbre de la vida, la muerte no es un castigo, sino una parte del camino hacia el más allá, el aprendido en la religión.

Netzahualcóyotl, rey poeta de Texcoco, cantaba en el S. XIII:

Acaso verdaderamente se vive con raíz en la tierra
no para siempre en la tierra,
sólo un poco aquí,
aunque sea de jade se quiebra
aunque sea oro se rompe,
aunque sea pluma de quetzal se desgarra.
No para siempre en la tierra,
Sólo un poco aquí.

vivosmuertos3

La fusión entre España y las culturas indígenas continuó con las costumbres y los rituales de la muerte prosiguieron; ya bañados con nuevos sentidos en el cristianismo.

Calaveras de dulce en el día de difuntos para que desaparezcan los sabores agrios.
Atole, chocolate, pan de dulce y en las panaderías hasta las calacas adornan las vidrieras.

Todos los hombres, el mismo hombre.
Todo los colores en clave de sol.
Promesas de blancura desde el verano.
Hoy sólo agua, tierra y lodo y llanto.
Unos con la riqueza de los sueños.
Otros con la riqueza sin sueños.

galeria4

A las ciudades les crecen los ayes del hambre, la indiferencia, el individualismo, un poco para todos; todo para unos pocos. Para qué el hombre si a veces sólo lo aman los suyos y en febrero.

Azufre, amoniaco, huesos en la piel, ojos sin cuerpo de noche, últimos latidos en el segundo anterior, en éste y en el que vendrá.

Maniquíes en bruto, con manos de adorno para silenciar los balbuceos del hambre. Un olor de muerte cerca las ciudades, un dolor callado le sonríe al final.

Hay muertos que no duelen, pesan los muertos vivos y los que han salido de la estancia de la vida sin los adioses, sin alguien que reestrene los espacios.

Con los ojos en el agua, imágenes deslavadas de Manuel Álvarez Bravo y de José Chávez Morado entre fotografías de luces y revelaciones, en frescos colores inventados y de asombro.

vivosmuertos5

Hoy nos duele el niño de la cara sucia y la mirada rota, el viejo de trapos percudidos y máscara de barba en negro y blanco, la mujer de sueños despedidos con un manojo de huesos en los brazos.

Qué es la vida que también siembra la muerte y diario recoge cosechas de sorpresas abundante. Si tanto gusta la vida cómo gustar de la muerte. ¿Tomándola de la mano para irnos de paseo Tal vez lo mejor sea la sonrisa, la mirada que juega a no verla, los grabados de Posada en la contemplación y la irónica dulzura de una calavera.

vivosmuertos6

Grabados, hojas volantes danzan de mano en mano vestidas de palabras y de ilustraciones por los corredores mexicanos delos siglos XIX y XX.

Grabados, hojas de a centavo, hojas volantes con anuncios sensacionalistas, revolucionarios como el machete, hojas que vuelan con las calaveras para el Día de muertos.

Hojas para el asombro y la risa, sátiraspara el rico y para el pobre, el patrón y el obrero, el hacendado y el campesino, el intelectual, el artista, el analfabeto.

Versos rimados, verdaderos aguijones de la broma que pican a todo el mundo.
Hojas para pescarlas al vuelo, para gozarlas aunque sólo se sepa leer imágenes.

Posada nace para el grabado en 1890 en la imprenta de Vanegas Arroyo y con sus grabados ya hechos arte muere en 1913.

vivosmuertos7

Desde Aguascalientes en 1852 cuando nace José Guadalupe Posada, hasta 1920 en que empieza a ser artista apreciado casi estaba en los olvidos.

Ahora la película de su vida nos lo muestra haciendo litografía en la imprenta de Pedroza en Aguascalientes, creciendo en el saber de la impresión, en León, Guanajuato, dominando las técnicas modernas ya en la ciudad de México desde 1888 y finalmente muriendo en la pobreza.

China, India, Egipto, las civilizaciones europeas, precolombinas han mostrado grabados, imágenes, ilustraciones para la humanidad, pero para ubicar a un gran artista del grabado hay que instalarse en los inicios del Siglo XX y contemplar a José Guadalupe Posada

Posada vive bajo la clara sombra del periodista, del artesano, alejado del prestigio y de la fama. Su obra es la representación del ser humano en el escenario cotidiano de la vida.

Su creación se contempla entre la forma y el drama.

Gran cronista de la ciudad, más con imágenes que con palabras. Obra de inmensa variedad, de humildad, de periódico, de hoja volante, de genialidad en la caricatura, pocas líneas y mucha expresividad. Inventor como Goya del humor negro en las artes plásticas, pero con una inmensa paleta de colores.

vivosmuertos8

Sátira, simpatía, consideración ante la debilidad y la locura humana, No juzga, registra, se hace cómplice. Todo es objeto de arte desde la misma naturaleza humana. Deleitaba enseñando, mostrando y sin pretender moralizar.

Posada está en el juego, no en la idea, con Posada se convive en la risa, la vida es cómica por difícil que parezca y Posada sin proponérselo es expresionista.

Posada era un obscuro artesano a quien sus contemporáneos nunca lo descubrieron artista.
Posada es mexicano, localista, con imágenes de la ciudad de México.

vivosmuertos9

Es universal, original, actual, lleno de humor, no es cronista de la revolución, sino revolucionario del arte gráfico.

No es de ideas políticas, es de instantes humanos con sentimientos sociales bien enraizados. Sin defender ninguna causa ni enderezar ningún entuerto. Es un retratista, con caricatura hace un grabado realista y fantástico, piadoso y burlón.

Artista del lenguaje connotativo, de la antigua y estrenada sabiduría popular.
A todo le encuentra perfil y refiere fiestas, catástrofes, situaciones sociales de toda índole. Todo.
vivosmuertos10
La obra de Posada es una crónica y algo más. Fusiona con las catrinas, las calaveras, el lujo y la muerte, la broma y la moda. Sus ilustraciones son la vida humana, el teatro del mundo. El llanto y la risa, el día de difuntos.

La vida y la muerte. La presencia mexicana.

Luis Fernando Brehm es Phd por la Cornell University
Ex director de cultura en el estado de Guanajuato
Agregado cultural de México en Venezuela
Creador de la licenciatura, maestría y doctorado en cultura y arte de la universidad de Guanajuato.
Autor de más de 25 libros y diversos artículos
lfbrehm@yahoo.com.mx

Bibliografía.
( Ángel M. Garibay, 1964; 37 ss.). Poesía Náhuatl, México, UNAM.
( Paz Octavio, 1994,T.VI;319-11 y 362-375. 2006,T.VII; 62-63 ).Obras completas. México, F:C:E.
Cronología de Posada.
( M. López Casillas et alt. 2013; 362-375 ). Posada. 100 años de calavera. México. BBVA Bancomer, edit. R.M.